Usted tiene un tema del discurso y sabe qué beneficio traerá a todos los que lo escuchen. Usted ha invertido en un sitio web fenomenal y sus accesorios. Eres como una adolescente sentada en tu vestido de graduación, mirando por la ventana, lista para salir. ¿Cuándo aparecerá tu cita? El tiempo pasa tan lentamente que usted anticipa que el teléfono comenzará a sonar.

Después de unos meses de creer “Si lo construyes, vendrán”, la mayoría de los posibles oradores comienzan a sentirse frustrados, rechazados y heridos. Algunos pueden encontrar que su entusiasmo por hablar comienza a disminuir. Tal vez se den por vencidos antes de dar a su empresa hablante la oportunidad de triunfar.

Ahol.Ru